in

Matanza de El Paso: cuando no hay otro sitio al que mirar, la culpa es de los videojuegos

Antes de nada, si no habéis vivido muchas crisis como esta, lo primero que debéis hacer es no enfadaros. Esto es cíclico y de vez en cuando vuelve el tema de que los videojuegos son los culpables de todo, con políticos que buscan su minuto de gloria pidiendo su ilegalización.

En las últimas horas, los medios norteamericanos han dado cabida a una buena cantidad de políticos y analistas que, aprovechando que el Missouri pasa por Nebraska, han decidido culpar a los videojuegos de lo ocurrido en El Paso. Y lo mismo tienen razón, porque nadie puede imaginar que podamos considerar como una causa que las leyes de EE.UU. permitan comprar fusiles de asalto en un gran almacén, o que tengan algo que ver en la chifladura del asesino los mensajes de odio racial que lanza el Presidente Trump día sí y día también, o la existencia de asociaciones como la del Rifle, etc.

La culpa es de los videojuegos. ¿Por qué? Pues por la misma razón que cuando salió en 1992 Mortal Kombat los padres de estos políticos también quisieron prohibirlos. A cuando GTA San Andrea protagonizó escándalos parecidos en cuanto se producía un hecho luctuoso con víctimas de por medio y, ojo, los asesinos eran aficionados a los videojuegos. ¿Solo a los videojuegos?

Lo dicho, son unos días. En nada todo volverá a la normalidad y nadie se acordará de los videojuegos. Por desgracia, de las que sí nos acordaremos siempre son de las 20 personas asesinadas. Una auténtica pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

HEYNAU: "El marketing es más importante que el juego"

Epic Universe, el nuevo parque temático con una zona dedicada a Donkey Kong

Brawl Stars Gemas gratis

Antibaneo y gemas gratis en Brawl Stars